Letras Prestadas: Elemental, querido Sancho

Letras Prestadas: Elemental, querido Sancho
MigueDiazDiaz

letrasprestadas-clubpickwick.blogspot.com.es
24/02/2018 14:23
Sociedad y Cultura
Te propongo un recorrido alrededor de algunos protagonistas de obras de ficción junto a sus inseparables compañeros de aventuras. ¿Los reconoces a todos? ¿Propones alguno más? Si te gusta... ¡Comparte, comenta, sugiere!
11
  1. Raude44 Raude44 57 días1 pt
    Es curioso me he encontrado con alguno que no conocia y me ha servido para conocer la historia de tu blog. Si nos ponemos a revisar, sobre todo libros aunque toques otros palos, es una figura recurrente del autor hacer un compañero que a la vez es la antítesis del protagonista incluso en la fisionomía y también su perfecto complemento. Lo gracioso de Quijote y Sancho es que con el paso de la historia, sus papeles cambian. Un abrazo, me ha gustado un montón
  2. MigueDiazDiaz MigueDiazDiaz 56 días1 pt
    Hola Raude

    Como comentas, en determinados casos, esa antítesis entre la forma de ser de los personajes también se contrapone en sus aspectos físicos, además de que la relación que existe entre ambos y su constante convivencia hace que haya un acercamiento en sus formas de ser, con el caso más evidente del Quijote y Sancho.

    Un abrazo :-)
  3. MarisaD MarisaD 56 días2 pts
    Hola Miguel,

    Destacaría, por los recuerdos que me has hecho retrotraer, Al Quijote y a Sancho, por supuesto, y a Figaro, una especie de alcahuete arreglador de relaciones en El Barbero de Sevilla. Me gusta más la primera parte de Rossini que la segunda de Mozart, sin desmerecer para nada a un genio como este último. El tono burlón e irreverente que marca la opera de Rossini me encandila más, me lo he pasado estupendo escuchando la pieza, magistral. El Quijote es satírico, paródico, eso es una buena motivación para su éxito entre el público de todos los tiempos, sus personajes van al unísono con esos criterios definitorios.

    Del resto de personajes , sin duda, carismáticos para la literatura, desconocía a Samuel Pickwick y su criado, si bien, me sonaba por el título de tu blog. Reconozco que, aparte de Shakespeare, del que sí he profundizado en sus lecturas, he leído más literatura del siglo de oro y obras clásicas del realismo en España que la literatura inglesa.

    Te felicito por este trabajo, me lo he pasado muy bien, un análisis brillante, como siempre.

    Un abrazo
  4. MigueDiazDiaz MigueDiazDiaz 56 días1 pt
    Hola Marisa

    Gracias por tu comentario. El caso de Fígaro es curioso, porque aparece en la dos obras y es difícil comparar. Las dos arias no pueden competir entre ellas, ya que una es de las más maravillosas que se han compuesto y otra está al servicio de la trama, sin brillantez. No sabría por cuál de las dos óperas decidirme, pero la de Mozart es magnífica con los dos primeros actos insuperables.

    Un abrazo :-)
  5. elarcadedionisos elarcadedionisos 56 días1 pt
    Hola Miguel:

    Hay obras literarias que no se entenderían sin el inseparable compañero del protagonista quien, en su simplicidad, pone en valor los logros de éste, logros que no habría conseguido sin su intervención. A la gran selección que has hecho, añadiría la pareja formada por Frodo Bolsón y Samsagaz Gamyi en "El Señor de los anillos".

    Un abrazo:-)
  6. MigueDiazDiaz MigueDiazDiaz 56 días1 pt
    Hola Javier

    Los acompañantes de los protagonistas son uno de los grandes recursos de los autores para crear la historia que desean. Tomo nota de los hobbits.

    Un abrazo :-)
  7. Aventura Aventura 53 días0 pts
    Hola Javier,

    Haces un magnífico tributo a esa dualidad que podemos encontrar en tantas obras. Siempre he creído que los artistas crean personajes a su imagen y semejanza, al tiempo que todos tenemos infinidad de versiones distintas de nosotros mismos. Cada persona con la que interactuamos nos descubre una de esas versiones concretas y acaba viendo sólo lo que quiere ver, lo que concuerda para ella con esa particular versión. Eso nos lleva a la paradoja de que, en boca de una u otra persona, nos pareceremos dos seres completamente distintos o incluso opuestos. Así, por ejemplo, Don Quijote y Sancho Panza podrían ser dos versiones de una misma persona, en este caso de su autor. El arte no deja de ser un reflejo de nuestra propia mente.

    Un fuerte abrazo.
  8. MigueDiazDiaz MigueDiazDiaz 53 días0 pts
    Hola Estrella

    Como dices en el comentario, la dualidad de estos personajes representan lo que el autor quiere mostrarnos de su mundo, con distintas versiones de una misma personas y que configuran ese universo personal. Todos tenemos esas varias facetas que, incluso en el mismo día en casos extremos llegamos a mostrar.

    Un abrazo :-)