jcromero Avatar
6

6 días https://dpalabra.wordpress.com
Editoriales, primeras páginas, columnas y titulares dirigen el debate político conforme a sus intereses empresariales y partidarios. La política asume esta subordinación prestando más atención a los medios de comunicación que a los ciudadanos, a las encuestas de opinión que a la opinión de sus representados, al titular del día que a las soluciones de…

  1. elarcadedionisos

    elarcadedionisos 6 días 0 pts

    Coincido contigo en lo que expones en los dos últimos párrafos del artículo, salvo en que la democracia española necesite un manual de supervivencia. Creo que lo que precisa es de la implicación real de todos los ciudadanos, sean cuales sean sus ideas, (todas tienen sus bondades y sus defectos) del abandono de fanatismos y de una estrecha colaboración de todos para desterrar los males endémicos que nos aquejan.

    Saludos :-)

  2. jcromero

    jcromero 5 días 0 pts

    Gracias por la fidelidad y por el comentario. Naturalmente que la implicación de los ciudadanos es indispensable para la buena calidad de la democracia pero también lo son el compromiso de los partidos políticos y de los líderes para trabajar por el bien común más que por los intereses partidistas y personalistas.

  3. MarisaD

    MarisaD 5 días 0 pts

    Un artículo lúcido e inteligente. Con respecto a la implicación de la ciudadanía, no podría suscribirlo con mayor entusiasmo; el pueblo trabajador y los sectores afectados por esta crisis indigna deben ser proactivos. Respecto de los partidos y los agentes sociales, incluidos los sindicatos, no creo que estén dispuestos a rebasar determinadas líneas rojas aun cuando haya organizaciones del espectro parlamentario muy contrarias al PP y con aspiración de mejoras sociales. Estas líneas rojas para mí serían tres: 1.- Salida de la OTAN y salida de las bases norteamericanas. 2.- No a la injerencia del capital extranjero y a la venta de empresas nacionales a precio de saldo. 3.- Abolición de los tratados internacionales dictaminados por organismos como el FMI y la Troika. Doy por hecho la necesidad de aplicar penas de cárcel y exigencia de devolución del dinero robado en el caso de la corrupción si bien no me parece el centro fundamental de aquello que no se quiere cumplir con voluntad política. Creo que esto último contiene menos tabúes a la hora de llevarlo a la práctica y está menos oculto a la opinión pública.

    Excelente post.

    Saludos ;-)